“LA CLAVE ES QUE LAS CLASES SEAN DIVERTIDAS”

 In NOSOTROS

Entrevista a Karen MacGhie

Con 25 años y, tras haber finalizado la carrera de Filología Francesa, además de obtener el certificado TESOL, quiso  dar un giro a su vida para convertirse en profesora. Sin meditarlo demasiado, dejó su Londres natal para aterrizar en Donostia donde desde hace un año forma parte del equipo de profesores de London School en la academia de San Sebastián. Sus ganas de seguir mejorando en las metodologías educativas le han llevado a convertirse en teacher trainer y la creatividad que le caracteriza en su forma de dar clase, le hizo idear una de las actividades que más gusta a los pequeños de London School, el conocido Social Friday. En su trayectoria profesional ha tenido ocasión de dar clase a alumnos de diferentes edades y niveles, pero si tiene que elegir, prefiere a los más pequeños en quienes según ella, el progreso en el aprendizaje del inglés se da a pasos agigantados.

 

  • ¿Por qué los niños/as?

Me gusta tener variedad de alumnos, pero sí es cierto que me aporta mucho dar clases a niños porque, además de enseñarles el idioma, tienes que enseñarles a aprender. A esas edades el progreso en el aprendizaje  es increíble, aprenden muy rápido. La ventaja que tienen los alumnos más pequeños es su actitud y las ganas. Quieren aprender lo máximo posible. Es cierto que necesitas tener mucha energía para controlar una clase y, a veces, resulta difícil, pero merece la pena. Ver el resultado es la cosa más bonita del mundo.

 

  • ¿Qué métodos utilizas en tus clases?

Lo más importante es marcar una rutina y ser claros en las explicaciones. Rutina y claridad. Es imprescindible que la estructura de todas las clases sea la misa porque ésta les da seguridad a los más pequeños. Eso sí, los profesores tenemos que tener en cuenta que somos un espejo para ellos. Tenemos que transmitirles una actitud positiva y entusiasta para que  la reflejen y, por supuesto, tratarles con cariño. Al fin y al cabo, son niños.

 

  •  ¿Crees que es conveniente que empiecen desde niños a aprender inglés? ¿Por qué?

Sí,  es más fácil aprender un idioma desde niños. A temprana edad, no tienen que esforzarse tanto. La pronunciación, por ejemplo, es una de las dificultades que suelen tener los alumnos. Aquellos que empiezan a estudiar antes, consiguen más resultados porque captan e interiorizan lo aprendido con más facilidad. Yo recomiendo empezar pronto y trabajar poco a poco aunque, eso sí, lo que necesitamos sobre todo para aprender un idioma es motivación.

 

  • ¿En qué beneficia el inglés a los niños/as?

Hoy en día es imprescindible. El inglés es el idioma más utilizado en el mundo y muchos alumnos se encuentran en la necesidad de saber comunicarse en inglés. En el ámbito laboral, muchas empresas están en continuo contacto con el extranjero y, por lo tanto, es importante conocer el idioma para comunicarse y gestionar situaciones. También creo que es importante para viajar, para ampliar tus fronteras a nivel personal y profesional. En definitiva, aprender un idioma te abre la mente y conoces otras culturas.

 

  • ¿Qué consideras relevante en el aprendizaje de un niño?

La clave es que las clases sean divertidas. Para obtener buenos resultados tenemos que intentar hacer clases interesantes, diferentes y dinámicas. Hay que tener en cuenta lo que hacen el colegio y cambiar el ritmo para que puedan aprender, pero también disfrutar, utilizar el idioma y conocer la cultura. Es bueno preparar clases variadas, dejarles liberarse y hablar con ellos. Además de que aprendan gramática también tenemos que fomentar el uso del idioma creando situaciones reales para comunicarse. La gramática, el vocabulario…todo es importante, pero lo más importante es que disfruten, vengan con motivación e interés.

 

  • ¿Cómo se te ocurrió la idea de la actividad Social Friday?

Tenía ganas de lanzar este nuevo proyecto. La idea surge de la necesidad de que los niños aprendan de una forma diferente. Mi objetivo es que no sólo entiendan que un idioma se puede aprender con un libro sino que aprendan a disfrutar del inglés y entiendan que, en definitiva, el objetivo final del dominio de un idioma es comunicarse con el resto. Por eso, pensé que teníamos que hacer algo diferente a las clases que habitualmente hacemos. Normalmente no hay tiempo para poder disfrutar y hacer actividades más creativas y, sin embargo, a ellos les encantan las manualidades o cantar. Son actividades divertidas tanto para los niños como para los profesores.

 

  • ¿Por qué London School?

Es una academia que está creciendo y  ganando mucho prestigio. Es pequeña pero tiene grandes ideas. Tenemos la oportunidad de hacer diferencia. En London School cuando trabajas duro puedes conseguir hacer mucho. Lo más importante es que todos tenemos voz en London. En nuestros centros no nos permitimos repetir todos los años sin mejorar en la metodología de enseñanza, siempre queremos mejorar y,para ello, nos proponemos retos anualmente. Otra de las partes importantes en London es la comunicación, es decir, una buena comunicación entre compañeros que además nos reunimos semanalmente para compartir ideas y mejorar en todos los temas educativos.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search