“La mayor ventaja que tiene el curso es que se adapta a las necesidades y al nivel del alumno”

 In NOSOTROS

Nahia Sarasola, alumna de Cursos en el extranjero

  • ¿Por qué escogiste Living Learning?

El verano pasado me apunté a otro curso parecido y como me pareció una experiencia muy interesante y realmente buena para aprender y practicar el inglés decidí hacer algo parecido este año. Me recomendaron este programa y me pareció que sería una buena opción para mejorar mi nivel de inglés. Me pareció un planteamiento adecuado para mí y la verdad es que estaba en lo cierto.

  • ¿Qué ventajas tiene?

En mi opinión, la mayor ventaja que tiene este cursos es que se adapta a las necesidades y al nivel del alumno. Esto es esencial para que el alumno pueda avanzar y mejorar su nivel porque, si el ritmo del curso es inferior o superior que el del alumno, sería imposible que éste se sintiera cómodo y no podría disfrutar de la experiencia. Además, Living Learning te ayuda a conocer otras culturas, lugares, estilos de vida, etc. Y eso es muy enriquecedor para la persona que participa en el curso.

  • ¿Cómo era tu día a día en Irlanda?

Las clases empezaban a las nueve, tras desayunar. Normalmente hacíamos dos horas seguidas, hasta las once, luego un pequeño descanso para beber y comer algo, y volvíamos a clase de 11:15 h hasta las 12:15 h. Durante las clases, practicábamos el vocabulario y la gramática entre otras muchas cosas. No sólo eran temarios teóricos porque poníamos en práctica lo aprendido mediante juegos, lo que hacía que las clases fueran divertidas.

Al finalizar las clases, solíamos comer algo y, depende del día, visitar algún sitio. Las excursiones podían ser sólo durante la tarde o de todo el día. Otras veces nos quedábamos en casa haciendo los deberes, jugando o charlando.

Por la noche, después de cenar, charlábamos junto a la familia o veíamos una película. La verdad es que me lo pasaba genial durante las conversaciones con la familia de acogida y mi compañera de curso.

  • ¿Cómo ha sido tu experiencia durante las tres semanas en el extranjero? 

Creo que esta experiencia ha sido muy enriquecedora para mí. Creo que he mejorado mi nivel de inglés y, además, también he aprendido otras cosas. Me ha encantado conocer a gente nueva, como mi familia de acogida o mi compañera de curso. He aprendido mucho de ellos, de sus culturas, tradiciones y estilos de vida y espero que ellos también hayan aprendido algo de mí.

Por otra parte, he visitado muchos sitios nuevos: ciudades como Oxford y Londres, museos, hospitales de animales salvajes, etc. Esto ha hecho que mi experiencia en el extranjero sea aún mejor. Además, he probado comida nueva y he vivido nuevas experiencias.

  • ¿Qué es lo que más te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Cambiarías algo?

Lo que más me ha gustado de este curso es que las actividades y excursiones que hacíamos después de las clases las podíamos planificar nosotros junto a la familia de acogida. Ésto nos dio la libertad para hacer, más o menos, lo que queríamos. Además, la familia siempre ha estado dispuesta a modificar los planes o agregar alguno más en caso de que así lo quisiéramos.

Me gustaría destacar que el hecho de que el curso se adapte a las necesidades del alumno hace que la mejora sea aún mayor. Creo que es un gran plus para este curso que las clases sean personalizadas.

  • ¿Has notado alguna mejora en tu nivel de inglés? 

Sí, creo que he mejorado mi nivel de inglés en general, pero sobre todo, noto la mejora a la hora de hablar y de escuchar este idioma. El hecho de pasar tres semanas comunicándome solo en inglés ha sido una buena táctica para mejorar. Además, después de volver del curso, me presenté al FCE de Cambridge y aprobé con muy buena nota.

  • ¿Qué ha significado para ti esta experiencia?

Los otros cursos en el extranjero son muy adecuados para mejorar el inglés de una forma diferente, pero lo que pasa es que en este tipo de curso estás mucho tiempo con personas que hablan euskera o castellano. En consecuencia, aunque hables en inglés durante las clases o durante conversaciones con la familia de acogida, en general, se habla más euskera que inglés. En Living Learning, esto no ocurre, ya que, no estás con ningún otro alumno que hable tu misma lengua. En mi opinión, esto hace que el provecho sacado al curso sea mayor. Puede que en algunos casos el alumno se sienta solo o eche de menos a la familia, pero, al menos en mi caso, la familia de acogida siempre se ha mostrado dispuestos a ayudar y a hacerte sentir mejor.

  • ¿Qué recomendarías : la opción de Living Learning o Cursos en el extranjero en general? ¿Por qué?

Creo que este tipo de curso es muy adecuado para cualquier persona que quiera mejorar su nivel de inglés, pero se lo recomendaría sobre todo a los adolescentes. Esto se debe a que, como ya he mencionado antes, estos cursos te enseñan a convivir con personas que tienen distintos estilos de vida y que pertenecen a culturas diferentes, lo que hace que crezcas como persona mientras aprendes inglés. Mi compañera de curso era una adolescente rusa de mi edad y fue muy interesante ver cómo ella tenía otros puntos de vista sobre varios aspectos. Además, como el idioma que utilizábamos para comunicarnos era el inglés, aprendí a usar nuevas palabras y expresiones para poder hablar con ella sobre temas no tan habituales en los libros de texto del colegio. En mi caso fue una experiencia muy enriquecedora en varios sentidos, y creo que cualquier persona podría decir lo mismo después de vivir un curso de Living Learning.

 

Azken berriak

Zure iruzkina

*

Start typing and press Enter to search

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar